Ningún ruido es inocente

Colectiva 22bits + Javiera López

Intervención urbana. Calles de Santiago de Chile. Diciembre, 2017.

Proyecto que busca, por medio del soporte visual y editorial, evidenciar el significado y la potencia de los sonidos que nos rodean. Cada uno de los sonidos señalados, está cargado de un significado político, que impactando en nuestro cotidiano nos habla de nuestra realidad social. 

Perteneciendo a entornos urbanos, y sumergidos en una masa sonora que no conoce el silencio, tendemos a reducir a la mayoría de estos sonidos a la categoría de ruidos, sonidos molestos, incómodos, pero normalizados en nuestro contexto. Proponemos, con esta acción, traer al ruido cotidiano a un primer plano, para generar cuestionamientos en un público oyente que trasciende límites sociales, raciales, etáreos o de género; todos seres sensibles habitantes de un espacio físico común.